Contador de visitas

011598

El proximo 25 de febrero se inaugurará en el Palacio Nacional de Ajuda, la exposición retrospectiva del renombrado pintor peruano Herman Braun-Vega. La muestra se exhibirá hasta el 5 de mazo de 2019. Herman Braun-Vega es uno de los pintores latinoamericanos más representativos e importantes de la generación 50-60.

El proximo 25 de febrero se inaugurará en el Palacio Nacional de Ajuda, la exposición retrospectiva del renombrado pintor peruano Herman Braun-Vega. La muestra se exhibirá  hasta el 5 de mazo de 2019.  Herman Braun-Vega es uno de los pintores latinoamericanos  más representativos  e importantes de la generación 50-60.

“Esta exposición es el reconocimiento a la trayectoria artística de Herman Braun, uno de los pintores peuanos y latinoamericanos mas representativo de la ultima décadas. Su obra dif icil de encasillar en una escuela o tendenia por su fuerza creativa, se caracteriza por ser una pntura testimonial y narrativa, que tienen como motivo conceptual uan vision del mestizaje propio de la realidad peruana y latinoamericana y por explorar una suerte de dialogo inter pictorico, con las obras de los artistas mas representativos de la pintura universal, que pasan a ser personajas de la obra de Braun-Vega, en una lectura de la historia de la pintura no exenta de una mirada irónica. Su vision del dialogo intercultrual trascurre entre la historia de la cultura y la historia de la pintura”, comentó la Embajadora del Perú en Portugal, Maritza Puertas de Rodríguez.

Para  el crítico de arte francés, Christian Noorbergen “Herman Braun-Vega toma distancias admirables con las superficies del ego. El se sumerge a la profundidad del acto creativo, haciendo memoria viva de lo que él ha construido.  Su pintura es un terreno de ruta comunitaria. Un lugar-espejo. Es diálogo puro sin fin y sin fronteras. Las referencias escogidas, a la vez universales y privadas, oxigenan el presente y lo vuelven habitable. La cromática solar, sensual y plural de Herman Braun-Vega es totalmente suya. El encanta la superficie. Su arte respira a la altura de los más grandes”.

Braun-Vega en las últimas décadas ha ganado un gran renombre en la crítica francesa y latinoamericana por su extraordinario manejo de la interpicturalidad en su obra. A través de una aproximación  relativa del tiempo, Braun-Vega hace ingresar a su mundo figurativo a los grandes clásicos europeos: Velázquez, Ingres, Manet, Goya, Picasso, entre otros y los inserta en su discurso narrativo, no sin cierta ironía. Este introducir la pintura en la pintura lo realiza Braun dentro de una temática en la que el mestizaje y el sincretismo cultural es el leitmotiv de su obra. 

Braun, de 84 años  ha descrito su obra en una instrospección propia: “En mis pinturas y dibujos yo no pinto la llegada de los españoles a América. Esa historia no me interesa. Lo que motiva mi trabajo son las consecuencias que ha provocado a partir de 1492, el reencuentro multicultural producido en el continente americano de manera violenta y en un lapso de tiempo muy breve. Este encuentro tuvo por efecto el mestizaje y sincretismo. Mi interés en cuanto a esto se centra principalmente sobre la región andina y más precisamente sobre el Perú”.

La exposición comprende 32  lienzos de gran y mediano formato y abarca un período amplio de la vida artística de Germán Braun-Vega, 1963 – 2013.

En reconocimiento a la obra del artista y a sus aportes a la historia de la cultura en el Perú Braun- Vega  ha sido  condecorado   a nombre del “Gobierno y el pueblo del Perú” con la Orden José Gregorio Paza Soldan, en el grado máximo de Gran Cruz.